home contact
La Técnica Alexander
¿Quíen se puede beneficiar?
Dolores de espalda
Clases y cursos introductorios
Sobre el profesor:
Donald Kirkley
Bibliografía & Librerías
Enlaces
  Estudio dobre el dolor de espalda

En el verano de 2008, fueron publicados los resultados de un estudio sobre pacientes con dolor de espalda crónica en el British Medical Journal (BMJ). Esta publicación llega a todos los médicos en el Reino Unido y dicho artículo compara la efectividad de las lecciones de la Técnica Alexander, el masaje clínico y los tratamientos médicos. El texto adjunto fue distribuido por (STAT), Society of Teachers of the Alexander Technique, Londres. Más información en la página web de STAT www.stat.org.uk/pages/ateam.htm la cual tiene enlaces con el articulo a texto completo y video producidos por BMJ  sobre la Técnica Alexander (en inglés).



Nota de prensa:

Alivio para las personas que sufren dolor de espalda crónico.

Un ensayo clínico demuestra que las lecciones de Técnica Alexander son efectivas.

Los resultados del estudio, un ensayo clínico aleatorizado, publicado en el BMJ (revista de la asociación de médicos británica) muestran que las lecciones de Técnica Alexander producen resultados beneficiosos duraderos. [1]

Los resultados del ensayo muestran claramente que 24 lecciones individuales de Técnica Alexander redundan en mejoras importantes de la función, calidad de vida y reducción del dolor de los pacientes. Tras 24 lecciones de Técnica Alexander se produjo un disminución del 42% en el número medio de actividades que se veían limitadas por el dolor de espalda. Al cabo de un año desde el comienzo del ensayo, el número de días con dolor era solo de tres por mes comparado con 21 días de dolor por mes en el grupo control.

A los tres meses del inicio del ensayo el grupo que, por sorteo, había sido adscrito a las 24 lecciones de Técnica Alexander, había sufrido ocho días con dolor en el mes anterior y el grupo que había sido adscrito a seis lecciones había padecido 13 días con dolor en el mes anterior, comparados con los 24 días con dolor que habían sufrido los pacientes en el grupo control. Los dos grupos que habían asistido a clases de Técnica Alexander mostraron una mejoría de la función a los tres meses.

Este ensayo es uno de los pocos estudios serios que muestran beneficios significativos a largo plazo en pacientes con dolor de espalda crónico de tipo inespecífico. 579 pacientes participaron en este ensayo clínico multicéntrico dirigido por el investigador y catedrático de Medicina de Familia Paul Little de la Universidad de Southampton y el catedrático de Medicina de Familia Debbie Sharp de la Universidad de Bristol, y financiado por el “Medical Research Council” y el “NHS Research and Development Fund” [2]. El estudio evaluó los beneficios derivados de las lecciones de Técnica Alexander, del masaje clásico y del tratamiento habitual ofrecido por los médicos de familia. A la mitad de los pacientes adscritos a cada uno de los grupos, su médico de familia les prescribió también hacer ejercicio aeróbico (caminar 30 minutos a buen ritmo cada día o su equivalente).

De todas las alternativas de tratamiento evaluadas, las 24 lecciones de Técnica Alexander, de las cuales al menos la mitad fueron tomadas dentro de los tres primeros meses del estudio, demostró ser la más beneficiosa.

Significativamente, una serie de seis lecciones de Técnica Alexander seguidas de ejercicio prescrito por el médico de familia produjo un beneficio equivalente al 70% del conseguido con la pauta única de 24 lecciones de Técnica Alexander.

No se registraron efectos adversos en ninguno de los participantes adscritos a las series de seis o 24 lecciones de Técnica Alexander.

Dado que el efecto del masaje sobre las actividades no era significativo después de un año mientras que el efecto de las lecciones de Técnica Alexander se mantenía en el tiempo, los autores del estudio concluyen que es poco probable que los beneficios a largo plazo de tomar lecciones de Técnica Alexander se deban al efecto placebo derivado de la atención y el contacto, sino que lo más plausible es que se deban al aprendizaje activo de la Técnica.

Kamal Thapen, presidente de la Sociedad de Profesores de Técnica Alexander (STAT) ha declarado: “Durante más de 100 años personas de toda extracción han aprendido la Técnica Alexander para superar el dolor de espalda. Estamos encantados de que este importante estudio clínico demuestre ahora que las lecciones de Técnica Alexander son efectivas. Las lecciones individuales ofrecidas por los profesores de STAT enseñaron a los participantes en el ensayo a mejorar el uso de su cuerpo, el equilibrio natural, la coordinación y movimiento, y a reconocer y evitar los malos hábitos que causan o agravan su dolor.”

El precio del dolor de espalda

El dolor de espalda inespecífico es responsable de hasta cinco millones de días de trabajo perdidos por año [3], siendo su coste global para el NHS (Servicio Nacional de Salud Británico), las empresas y la economía de unos 5.000 millones de libras por año [4]. Es uno de los problemas de salud más comunes atendidos en atención primaria, una causa frecuente de limitación y afecta el bienestar general y a la calidad de vida.

Beneficios de las lecciones de Técnica Alexander

La Técnica Alexander es un método de auto ayuda enseñado que permite a las personas reconocer, entender y evitar malos hábitos que afectan al tono postural y a la coordinación neuromuscular. Las clases suponen una aproximación individualizada dirigida a desarrollar habilidades de auto cuidado para toda la vida que pueden producir variados beneficios.

“No tendría ahora una vida independiente porque mi espalda lo habría impedido. Ojalá hubiera descubierto antes la Técnica Alexander. Me dijeron que mi espalda no estaba todavía tan mal como para operar. ¡Eso ocurrió hace 15 años por lo menos!”
Mujer retirada, 65 años, encuesta de alumnos STAT 2006.

[1] BMJ 2008;337:a884
[2] El “Medical Research Council” financió el estudio con 585.000 £ y el “NHS Research and Development Fund” aportó una cantidad adiccional de 186.000 £.
[3] Fuente: HSE.
[4] Fuente: HSE.

 

Notas del editor:

  1. La Sociedad de Profesores de Técnica Alexander (Society of Teachers of the Alexander Technique STAT) fue fundada en el Reino Unido en 1958. Es la asociación profesional de Técnica Alexander más antigua y grande del mundo: www.stat.org.uk

    Lo profesores miembros de STAT (MSTAT):
    Están certificados para enseñar la Técnica después de superar un curso de formación a tiempo completo de tres años, aprobado por la Sociedad o una asociación afiliada.
    Cumplen con el Código Profesional de Conducta y están cubiertos por un seguro de responsabilidad profesional.

  2. La experiencia personal de un médico:

    Al comenzar a trabajar con el ordenador en 1989 y con 32 años empecé a sufrir problemas de espalda; episodios de contractura y dolor en el cuello, que se repetían cada vez más frecuentemente y tras los que me iba quedando una cierta rigidez, limitación de movimiento y molestia crónicas.

    Decepcionado con el tratamiento médico convencional que no abordaba la raíz del problema, en 1999 descubrí la técnica Alexander y recibí mis primeras lecciones en el Reino Unido. El alivio extraordinario de la tensión en el cuello que experimenté ya en la primera despertó mi interés. Tras unas pocas lecciones fui, por primera vez en años, capaz de conducir durante horas sin experimentar dolor en mi hombro. He seguido asistiendo a clases de Técnica Alexander durante varios años. El cambio ha sido muy considerable en todos los aspectos.

    La técnica Alexander se considera una enseñanza o sistema de re-educación, no una terapia, y es impartida por profesores con formación reglada. Su objetivo primario no es aliviar el dolor sino enseñarnos a recuperar el funcionamiento natural, innato, de nuestro cuerpo, a deshacer tensiones y a reducir el excesivo esfuerzo que aplicamos habitualmente. Una vez alcanzado un cierto nivel en su aprendizaje, uno se vuelve cada vez más autónomo en su práctica.

    En mi caso produjo una mejora clínica importante, rápida y sostenida en el tiempo, que me convenció de que las lecciones de Técnica Alexander, impartidas por un profesor competente, son efectivas y pueden contribuir a un alivio sostenido de un problema importante y común: el dolor de espalda. Aunque su impacto llega mucho más allá de esto.

    Esta convicción subjetiva, basada en mi experiencia personal, se ve ahora confirmada por un estudio clínico riguroso que me permite aconsejarla a otras personas y recomendar a los profesionales de la medicina que se interesen por ella y consideren el valor que podría tener para muchos de sus pacientes.

    Dr. Pedro Brañas.

  3. El punto de vista de un médico de familia:

    “A partir de una lesión discal en el cuello en 1990, desarrollé problemas vertebrales progresivos. Para el 2002 había sufrido dolor mecánico en el cuello y la espalda, varios episodios de dolor de las raíces nerviosas a diferentes niveles con pérdida de potencia y alteración de los reflejos en mis brazos. Visité a 4 neurocirujanos que me recomendaron todos (diferentes) operaciones en el cuello. Después desarrollé un síndrome de dolor regional complejo y casi no podía utilizar mi brazo derecho. Sufría un dolor insoportable y era virtualmente incapaz de mover mi cuello. Empecé a tomar lecciones de técnica Alexander y después de 12 o 15 lecciones comencé a experimentar mejoría y disminución del dolor. Asistí a clases regulares de Técnica Alexander durante unos 4 años. La mejora progresiva fue tal que desde 2003 no tengo dolor de cuello o brazo. Las lecciones de Técnica Alexander impartidas por un buen profesor son una técnica efectiva y fueron determinantes en mi recuperación. Basada en simples principios aplicados puede producir un alivio sostenido del dolor de origen vertebral. Enseña al cuerpo a deshacer tensiones neuromusculares y a reducir el esfuerzo durante la función motora habitual; si se ensañara en atención primaria sería probablemente coste efectiva. Me alegro del resultado positivo del ensayo clínico.”

    Dr. Nick Mann, GP
    45, London